Compartir
Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 27. Núm. 2.Marzo - Abril 2016Páginas 51-102
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 27. Núm. 2.Marzo - Abril 2016Páginas 51-102
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.neucir.2016.01.004
Respuesta de los autores al artículo «Migración intratorácica de catéter de derivación ventriculoperitoneal: a propósito de un caso» por Y. Sánchez-Medina et al.
Author's response to article «Intrathoracic migration of a ventriculoperitoneal shunt catheter: A case report» by Y. Sánchez-Medina et al.
Visitas
353
Federico Abreu Calderóna,b,
Autor para correspondencia
federico_abreu@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Rodrigo Carrasco Moroa, Edgar Enrique Ferreira Martinsa
a Servicio de Neurocirugía, Hospital Universitario Ramón y Cajal, Madrid, España
b Servicio de Neurocirugía, Hospital Universitario de Torrejón, Torrejón de Ardoz, Madrid, España
Contenido relaccionado
Neurocirugia 2015;26:256-910.1016/j.neucir.2014.11.006
Yanire Sánchez-Medina, Jaime Domínguez-Báez, Eglis Lazo-Fernández, Pedro Antonio Pérez del Rosario, Robert Zanabria-Ortiz
Visitas
353
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Sr. Editor:
Texto Completo

Hemos leído con gran interés el artículo publicado por Sánchez-Medina et al. en Neurocirugía1, en el que presentan un caso de migración a la cavidad pleural del catéter distal de un sistema derivativo de líquido cefalorraquídeo ventriculoperitoneal. Los autores citan como factor determinante para el desarrollo de las migraciones transdiafragmáticas la presencia de hiatos diafragmáticos congénitos y, en el caso de las supradiafragmáticas, la creación inadvertida de un trayecto pleural durante el procedimiento de tunelización en la región supraclavicular. Efectivamente, esta región anatómica plantea, en ocasiones, especiales dificultades durante la creación del trayecto subcutáneo del catéter distal, pudiendo dar lugar a diversos tipos de complicación intratorácica.

La migración del catéter peritoneal a las cavidades cardiacas comparte, a nuestro juicio, una serie de características con las migraciones pleurales supradiafragmáticas (fig. 1). Se trata de otro fenómeno bastante infrecuente, habiendo sido reportados hasta la fecha 21 casos2. Entre las hipótesis patogénicas, la más plausible es la práctica de una tunelización profunda y medial en la región cervical-supraclavicular, con la creación de un trayecto parcial a nivel de la vena yugular3. La dirección del flujo sanguíneo, así como la presión negativa torácica durante las incursiones inspiratorias, contribuiría a la migración progresiva del catéter desde la cavidad peritoneal hacia el punto de entrada venoso y, finalmente, hacia las cavidades cardiacas3. Se trata de una situación que puede comprometer tanto el drenaje de líquido cefalorraquídeo como la función cardiaca y pulmonar, generando fenómenos de arritmia, insuficiencia valvular o trombosis2. El tratamiento, por lo tanto, debe plantearse de forma precoz, y durante su ejecución se debe contar con especialistas en radiología intervencionista y cirugía cardiaca, pues las complicaciones derivadas del procedimiento de extracción pueden ser severas, especialmente en presencia de nudos en el catéter y/o adherencias a la pared vascular o cardiaca2. Entre las opciones terapéuticas se incluyen la conversión del sistema en una derivación ventriculoatrial, o la retirada completa del dispositivo migrado seguida de la implantación de un nuevo catéter peritoneal2.

Figura 1.
(0,16MB).

A) Radiografía simple de abdomen, proyección antero-posterior, obtenida en el periodo postoperatorio inmediato tras la implantación de un sistema derivativo, en la que se observa una correcta posición del catéter peritoneal. B-D) Radiografía simple de tórax en proyección antero-posterior (B) y TC torácica con ventana de mediastino (C y D) obtenidos 2 meses más tarde. Migración del catéter peritoneal, que se introduce en la vena yugular interna derecha a la altura de las primeras vértebras torácicas (flechas negras en B y C), y continua su trayecto por la vena cava superior, las cavidades cardiacas derechas y el tronco de la arteria pulmonar, realizando varios bucles en las arterias principales pulmonares izquierda y derecha.

Bibliografía
[1]
Y. Sánchez-Medina,J. Domínguez-Báez,E. Lazo-Fernández,P.A. Pérez del Rosario,R. Zanabria-Ortiz
Migración intratorácica de catéter de derivación ventriculoperitoneal: a propósito de un caso
Neurocirugia, 26 (2015), pp. 256-259 http://dx.doi.org/10.1016/j.neucir.2014.11.006
[2]
F. Abreu-Calderón,R. Carrasco-Moro,E.E. Ferreira-Martins,J. Miguelena-Hycka,A.J. Fernández-Orue,L. Ley-Urzáiz
Migración cardiaca del catéter peritoneal de una derivación de líquido cefalorraquídeo
Rev Neurol, 58 (2014), pp. 525-526
[3]
R.C. Morell,W.O. Bell,G.E. Hertz,V. D'Souza
Migration of a ventriculoperitoneal shunt into the pulmonary artery
J Neurosurg Anesthesiol, 6 (1994), pp. 132-134
Copyright © 2016. Sociedad Española de Neurocirugía
Neurocirugía

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.