Compartir
Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 24. Núm. 3.Mayo - Junio 2013Páginas 93-140
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 24. Núm. 3.Mayo - Junio 2013Páginas 93-140
Obituario
DOI: 10.1016/j.neucir.2013.02.001
Rafael Alday Anzola (1959–2012)
Visitas
1776
Servicio de Neurocirugía
Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid
Visitas
1776
Información del artículo
Texto Completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto Completo

(0,19MB).

Rafael Alday Anzola nos dejó hace aproximadamente un año. Queremos desde estas líneas recordar la trayectoria de nuestro compañero y amigo, tanto desde el punto de vista humano como profesional.

Rafa siempre fue una persona de grandes inquietudes, gran ilusión y pasión por todas las cosas. Canario de nacimiento, hijo de padres vascos, estudió la carrera de Medicina en Bilbao. Posteriormente realizó la residencia de Neurocirugía en la Fundación Jiménez Díaz en Madrid, terminándola a finales de los años 80. Tras la residencia volvió a Las Palmas, como Médico Adjunto en el Servicio de Neurocirugía del Hospital Insular. En el año 1991, el Dr. Ramiro Diez Lobato le ofreció volver a Madrid e incorporarse al Servicio de Neurocirugía del Hospital 12 de Octubre, Servicio en el que ejerció hasta el final de su vida.

Como neurocirujano y como médico siempre destacó por su dedicación y responsabilidad. Además de su entrega a los pacientes, los cuales tienen un gran recuerdo de Rafa, destacó tanto en la Neurocirugía general y en la cirugía de columna, como en el desarrollo de la cirugía de los trastornos del movimiento y la radiocirugía en nuestro Servicio. Tuvo siempre un compromiso con la docencia, tanto de los residentes, ya que fue tutor de residentes durante más de diez años, como de los adjuntos más jóvenes del Servicio, a quienes siempre acompañó y apoyó en sus primeros pasos una vez terminada la residencia. Desde el punto de vista científico, Rafa colaboró siempre en los proyectos de investigación que se desarrollaron en el Servicio. En esta faceta es de destacar su gran conocimiento de las técnicas estadísticas y su generosidad en explicar a los demás cuál era la mejor forma de llevar a cabo el diseño de los proyectos. No había duda que era la mejor referencia para alcanzar el éxito metodológico.

En cuanto a esta Revista, formó parte como revisor del Comité Editorial durante muchos años, y en su última etapa como miembro del Comité de Redacción. También participó en el proceso de cambio en la remisión y revisión de los artículos a través de internet.

Desde el punto de vista humano, como compañero y amigo, Rafa era sobre todo una buena persona, con gran simpatía y energía vital, que alegraba siempre todas las reuniones, sesiones y congresos. Siempre alegre y cordial, Rafa nos encandilaba con sus explicaciones sobre las más diversas aficiones entre las que destacaban la fotografía, la mecánica, la informática y la música, faceta en la que nos sorprendió finalmente como un gran violoncelista.

Tras dos años de enfermedad durante la cual volvió a sorprendernos por su entereza y fuerza vital, nos dejo en el mes de Abril del 2012. Sus amigos, compañeros y pacientes nunca le olvidaremos.

Neurocirugía

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.