Compartir
Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 24. Núm. 6.Noviembre - Diciembre 2013Páginas 237-284
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 24. Núm. 6.Noviembre - Diciembre 2013Páginas 237-284
Obituario
DOI: 10.1016/j.neucir.2013.10.002
Eduardo Lamas Crego (1927-2012)
Visitas
1264
Ramiro D. Lobato
Servicio de Neurocirugía, Hospital 12 de Octubre, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, España
Visitas
1264
Información del artículo
Texto Completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto Completo

El 29 de Noviembre del 2012 pasado falleció Eduardo Lamas que había nacido en Pontevedra el 24 de Abril de 1927. En una nota biográfica publicada en Neurocirugía a raíz de su jubilación en 1997 trazamos una semblanza de su recorrido profesional y los trazos de su carácter. Las semblanzas sobre los vivos exigen sostener la mirada y así, suelen contener más verdad y menos alabanzas que las escritas cuando nos abandonan. Por ello, hoy nos limitamos a comunicar su fallecimiento a los neurocirujanos españoles condoliéndonos con su mujer Mercedes y sus hijos por la pérdida.

Sin embargo, y ahora que no nos escucha, toca agradecer a Eduardo Lamas su durísima lucha por la profesión en el periodo «oscuro» de la historia española que le tocó vivir, cuando la precariedad material e intelectual campaban por doquier. Afortunadamente, él y algunos de sus compañeros de odisea recibieron a tiempo la merecida recompensa propiciada por la España del desarrollo que les regaló un largo periodo de abundancia de medios y tranquilidad profesional durante el cual disfrutaron plena y relajadamente de su trabajo. Ahora, la tornadiza fortuna nos trae una nueva y extraña forma de precariedad que amenaza con deconstruir el hospital público que ellos conocieron.

Los etólogos nos dicen que las impresiones recibidas por los animales en las primeras horas de vida troquelan para siempre su carácter y conducta. Quienes accedimos a la Neurocirugía de la mano de Eduardo Lamas tuvimos el privilegio de ser estampados por él en la honradez, la modestia y la veracidad. Aunque sólo fuera por esto los que nos sentimos sus discípulos le recordaremos siempre con el más grande de los afectos.

Neurocirugía

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.