Compartir
Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 26. Núm. 1.Enero - Febrero 2015Páginas 1-52
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 26. Núm. 1.Enero - Febrero 2015Páginas 1-52
DOI: 10.1016/j.neucir.2014.12.005
Editorial
Visitas
1237
Javier Ibáñeza,
Autor para correspondencia
J.IBANEZ.DOMINGUEZ@telefonica.net

Autor para correspondencia.
, Rubén Martín-Láezb
a Departamento de Neurocirugía, Hospital Son Espases, Palma de Mallorca, España
b Servicio de Neurocirugía, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, España
Contenido relaccionado
Neurocirugia 2015;26:3-1210.1016/j.neucir.2014.12.003
Ramiro D. Lobato, Alfonso Lagares, Victoria Villena, Jorge García Seoane, Luis Jiménez-Roldán, Pablo M. Munarriz, Ana M. Castaño-Leon, José F. Alén
Visitas
1237
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto Completo

La formación de los nuevos especialistas que van a continuar el ejercicio de la profesión es uno de los elementos esenciales de la misión de cualquier sociedad científica o asociación profesional. De ello depende la principal responsabilidad colectiva que asumimos, la provisión de un capital humano capacitado para dar respuesta adecuada a las necesidades asistenciales de los ciudadanos. Pero también la valoración, la consideración y el prestigio del que disfrutemos dentro y fuera de la profesión, y el correcto mantenimiento de los equilibrios internos que regulan nuestro propio ejercicio. En la actualidad más de la mitad de los médicos en activo cree que el grado de reconocimiento de su labor por parte de la población ha empeorado notablemente en los últimos años1 y, en este contexto, cualquier aportación que contribuya al debate sobre el perfeccionamiento de los procesos relacionados con todos estos aspectos es relevante y tiene que disfrutar de un espacio de discusión colectiva dentro de los foros de nuestra Sociedad.

El equipo dirigido por Ramiro Díez Lobato ha demostrado durante muchos años su dedicación e inquietud por los temas relacionados con la educación médica. Fruto de ello han sido diversas ponencias y trabajos, algunos de ellos publicados previamente en esta revista2–6. Ahora, este grupo aborda el debate del acceso a la formación especializada en dos artículos entrelazados y que aparecerán de forma consecutiva en este y el próximo número de la revista. Los autores nos ofrecen en ellos un análisis crítico de la situación en nuestro país a partir de una descripción y comparación con los distintos métodos utilizados en otras naciones de nuestro entorno, de las consecuencias adversas que el actual examen MIR supone para la formación pregrado de los estudiantes y de la insuficiencia de este ejercicio para seleccionar adecuadamente a los mejores candidatos para su adiestramiento como especialistas, lanzando finalmente una propuesta de reforma del mismo. Y lo hacen desde una visión muy amplia, válida para el conjunto de especialidades y médicos en formación en nuestro país, por lo que se trata de un debate abierto y accesible al ser común la experiencia del tránsito de la formación pre- a la posgrado a través de esta prueba «igualitariamente injusta» que casi todos hemos tenido que afrontar y que ha condicionado en gran manera nuestras vidas. Conocer cómo se aborda esta cuestión en otras latitudes, además de resultarnos informativo, puede llevarnos a la reflexión sobre si la metodología que seguimos aquí es la más conveniente o si, por el contrario, puede estar causando alguno de los problemas que percibimos en la actualidad. Resulta clarificadora la crítica que se realiza a la formación práctica que reciben los estudiantes durante la carrera y cómo sus conocimientos teóricos están enfocados a la superación de una prueba con un formato tan definido, en lugar de estructurarse de forma integrada en un contexto de adquisición de competencias clínicas. Esta realidad se encuentra muy lejos de las recomendaciones del Institute of Medicine norteamericano sobre la planificación de la educación médica especializada, cuyo principal propósito debería ser «fomentar la producción de un capital humano preparado para trabajar, mejorar y liderar un sistema sanitario que proporcione una mejor atención individual, una mejor salud a la población y un menor gasto sanitario»7. Si desde hace años el objetivo se ha desviado a preparar opositores en lugar de médicos, es inevitable preguntarse si el proyecto actual de troncalidad, que muchos visualizamos como una amenaza por su indefinición y la dilapidación que supone del preciado y escaso tiempo de la residencia, pretende, entre otras cosas, subsanar estas carencias, evitando afrontar la causa raíz del problema. El desconocimiento de la realidad de la práctica clínica de las diferentes disciplinas, además de la inestabilidad laboral y el desempleo, podría estar también detrás de la alta tasa de recirculación/reespecialización, que alcanza ya al 10% de los egresados de los programas MIR1.

Por ello es muy importante para nuestro futuro que no desistamos de la obligación de difundir nuestra posición e ideas sobre estos cruciales asuntos y que fomentemos el intercambio de opiniones y la discusión de las mismas. Aun cuando la experiencia colectiva reciente no haya sido muy alentadora, debemos entender que solamente a través del debate, del acuerdo y la defensa de puntos de convergencia compartidos, y de nuestra capacidad para transmitirlos e influir sobre los órganos de decisión correspondientes, podremos evitar el papel de meros espectadores de los acontecimientos que se vayan sucediendo a nuestro alrededor.

Bibliografía
[1]
Organización Médica Colegial. Estudio sobre la situación laboral de los médicos de España. Sep 2014 [consultado 23 Dic 2014]: Disponible en: https://www.cgcom.es/sites/default/files/estudio_situacion_medicos.pdf
[2]
R.D. Lobato
La formación investigadora en los programas de residencia en neurocirugía. Análisis de la situación en otros países desarrollados y propuestas para complementar el actual programa en España
Neurocirugia, 12 (2001), pp. 398-498
[3]
R.D. Lobato,J. Fernández-Alén,R. Alday,P.A. Gómez,A. Lagares
El nuevo programa de residencia en neurocirugía en España
Neurocirugia, 14 (2003), pp. 281-294
[4]
R.D. Lobato,J. Fernández-Alén,R. Alday
La repercusión de la nueva regulación del horario laboral del residente sobre la calidad de la enseñanza en el pregrado y el postgrado
Neurocirugia, 19 (2008), pp. 213-217
[5]
R.D. Lobato,A. Lagares,J.F. Alén,R. Alday
El desarrollo del proceso de «Bolonia» y el grado de medicina. Situación actual y expectativas para su implantación definitiva
Neurocirugia, 21 (2010), pp. 146-156
[6]
R.D. Lobato,A. Lagares,J.F. Alén
Consideraciones sobre el diseño de un nuevo programa de residencia basado en competencias y la necesidad de combinarlo con el modelo clásico de enseñanza-aprendizaje
Neurocirugia, 24 (2013), pp. 191-196 http://dx.doi.org/10.1016/j.neucir.2013.08.001
[7]
Institute of Medicine
Graduate medical education that meets the Nation's health needs
The National Academies Press, (2014)
Copyright © 2014. Sociedad Española de Neurocirugía
Neurocirugía

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.